dimarts, 6 de setembre de 2011

Lisboa,

La capital europea más occidental del viejo continente (sin contar las islas) nos ha acompañado durante los últimos días de verano. Nos ha sorprendido gratamente la intensa amabilidad de sus 600.000 habitantes que, como si de un pueblo se tratara, se toman el debido tiempo para hablarle al visitante, informarle y atenderle con gusto y paciencia. En resumen, una delicia de hospitalidad y simpatía. Nos alojamos 4 noches en un hostal inaugurado recientemente que me gustaria destacar: Go Hostel, situado en pleno centro neurálgico (a 5 minutos a pie de la estación de metro Intendente), totalmente reformado, asequible y lo mejor de todo, su personal. El centro histórico de Lisboa destaca por sus estrechas calles empedradas y sus numerosas cuestas, así como sus varios miradores donde admirar la romántica panorámica de la capital portuguesa. Pasear por ellas, no obstante, no es tan delicioso como dejarse llevar por el tranvía a pesar de estar siempre abarrotado de locales y turistas. Cabe destacar el Barrio Alto y la Alfama como los lugares más singulares de la ciudad, sobretodo por el encanto de sus calles y su valor histórico. Visitamos el famoso Castillo de San Jorge que corona la colina del barrio de la Alfama y degustamos los típicos pasteles llamados Queijadas (el pastel de queso portugués) en una encantadora bodega reconvertida en bar. Sin duda, Lisboa derrocha encanto en cada esquina, en cada cuesta, hasta en los balcones repletos de ropa tendida puede que te encuetres con alguna abuela que te observa curiosa y te sonríe al pasar. Sobra decir que a nivel gastronómico, la ciudad ofrece una exquisita variedad repostera para satisfacer a los más golosos y en cuanto al menú, los platos destacados són el bacalao, los caracoles y las sardinas asadas. Un placer para todos los paladares y encima, muy económico! Ya de noche, no olvides detenerte a escuchar fado. No importa que no sepas portugués. La voz de quienes cantan fado es tan sentida e intensa que a pesar de no entender la letra, comprenderas su pasión. Post dedicado a Ricardo y Sofía, quienes lograron ser, con encanto y dulzura, lo más agradable de nuestro paso por Lisboa.

2 comentaris:

Sofia e Ricardo ha dit...

obrigada nos por tudo. . .e fizes te um trabalho excelente no teu blog Parabens =). . . estamos super contentes becitos Ricardo e Sofia <3

Jaymee ha dit...

No podría estar más de acuerdo. Vacaciones de 10!