dilluns, 14 de febrer de 2011

Epic Wedding!

Ayer, mi querida Sister, lloré de felicidad contigo. Cuando te vi llegar, espléndida y divina, recordé tantos momentos de nuestro pasado en Tokyo! El día en que te conocí en la estación de Azabu Juban, aquellas mañanas tomando el sol acompañadas de un café Starbucks, las emotivas charlas mientras cenabamos en nuestro italiano favorito camino a Roppongi, nuestras noches after work en Friday's, las canciones que cantabamos en los karaoke hasta quedarnos afónicas, las contínuas visitas al Onsen de Odaiba, las escapadas a los templos budistas en busca de paz y naturaleza; esa helada excursión a Takayama, los miles de paseos en bici camino a casa, ese gran viaje a Hong Kong y a Macao; ese baño entre delfines en Mikurajima aderezado con esos abrazos en esa horrible barcucha que nos mareó hasta devolver la comida! Recuerdas, Sister? Tantos momentos especiales que compartimos juntas! Fuiste mi compañera de aventuras, de alegrías y desgracias, estuviste para lo bueno y para lo malo en el pasado y hoy. Lo mejor de todo es que te tengo y te siento cerca. Estás. Eres mi presente... no sólo un bonito recuerdo de mi pasado. Tengo tanto que agradecerte, Isabel! Ayer te casaste con Eduard y me contagié empáticamente de vuestra felicidad... aunque egoístamente hablando, te confieso que para siempre y a mi manera, siento que yo también estoy casada contigo.

1 comentari:

Isabel ha dit...

Anneta! qué ilusión tu post! Ya sabes que para mi eres mucho más que una amiga, fuiste mi hermana cuando más necesitaba una, me ayudaste a sobrevivir a Tokio y a encontrar la valentía para lanzarme a esta nueva vida en Roses -Barcelona que me ha llevado a consolidar lo mío con Eduard y además a estar más cerca tuyo!
Nunca olvidaré que fuiste tu la primera y la que más confió en nuestro amor, mucho más allá de las apariencias y los prejuicios. Te quiero sister, somos ya tres en este "matrimonio".