dissabte, 30 d’octubre de 2010

Érase una vez, Asnières

Helena subió al tren un minuto antes de que éste arrancara hacia Asnières. Aliviada, mandó un mensaje a Yuki. Cuando el tren se detuvo en la estación, Yuki la estaba esperando en la Salida, sujetando un enorme paraguas negro. - Onêchan! Qué guapa estás! – Gritó efusivamente Helena, desde el otro lado del andén, mientras Yuki aceleraba el paso hacia ella. Hermanita! Tu también estás muy guapa! Qué alegría volver a verte! y en París! Puedes creerlo? – Se abrazaron con fuerza sin abandonar la sonrisa y empezaron a andar siguiendo las vías del tren. Helena aminoró el paso, adaptándose al ritmo de Yuki. - Me cuesta creer que estemos aquí. La última vez que te vi nos despedíamos en el andén de Futako – Tamagawa. Recuerdas? - preguntó Helena. - Es cierto! En abril, verdad? Cuando te devolví las llaves porque dejabas el piso - respondió Yuki, tratando de recordar. - Creo que fue a finales de marzo, porque dejé mi apartamento una semana antes de regresar a Barcelona. - Bueno, y cómo te ha ido desde entonces? Te morías de ganas de volver a casa! - la interrumpió Yuki, intrigada. - Sí! Los últimos meses no pensaba en otra cosa que no fuera Barcelona, Europa o el mundo Occidental... echaba tanto de menos mis raíces que si me hubiera quedado más tiempo, seguramente ahora aborrecería Japón. - prosiguió Helena, mientras Yuki detuvo el paso enfrente de un súpermercado y entró, agarrando un carrito. Helena la siguió y dirigiéndose a su amiga, preguntó - ¿Cuando conoceré a tu marido? - Antes me llamó diciendo que llegaría sobre las 15h00. Hace una semana que no nos vemos - respondió Yuki. - Se fue de viaje de negocios? - interrumpió Helena. - Sí, su tren salía de Köln esta mañana y me dijo que no le esperásemos para comer. Prepararé algo ligero - informó Yuki, sugiriendo - Te apetece gazpacho? Helena se echó a reír - Me encanta. Tú, una japonesa, prepararás para mi un plato español en París? - Por mi hermanita lo que sea! - exclamó Yuki, añadiendo - Pero ayúdame a encontrar las verduras. Todavía no tengo suficiente vocabulario en francés. - Claro, ¿qué necesitas? - dos de "eso"... - respondió Yuki, señalando los pimientos. - "Eso" es poivron - "Poivron" - repitió Yuki, con dificultad. - También necesitamos seis tomates. Eso se dice igual en español, verdad? - Sí, más o menos. – respondió Helena y sonriendo, añadió – Es sorprendente el esfuerzo que estás haciendo para integrarte en París, que no es para nada hospitalaria ni generosa como lo fue Tokyo conmigo. - No es nada fácil! Los franceses me sacan de quicio. No puedo hacer nada sola. Necesito a Marcel para cualquier trámite. Es una pesadilla no ser autosuficiente. – se lamentaba Yuki, mientras pesaba los tomates. – No entiendo lo que me dicen, no se esfuerzan por comprender mi francés, no tienen paciencia conmigo y no puedo conversar con nadie! Cuando Marcel no está, me siento muy sola. - Te comprendo. - respondió Helena, apoyando su mano en el hombro de Yuki. - Ahora entiendes cómo me sentí cuando llegué a Japón y no era capaz de realizar una llamada telefónica? Qué impotencia! Necesité 4 meses para articular frases con un mínimo de sentido y coherencia. - recordó Helena. - Sí, es frustrante. Hace un mes que llegué y aún me cuesta realizar la compra. Me falta tanto vocabulario! – se quejaba Yuki, repasando mientrastanto, el estante de las especies. - Cariño, llevas un mes! Has cambiado de ciudad, de país, de continente y de estado civil en tan solo 30 días! Relájate! El francés empezará a fluir cuando dejes de obsesionarte en que no puedes hablarlo. - Pero tú habías estudiado japonés en la Universidad. Cuando llegaste a Tokyo ya tenías una base! - se excusó Yuki. - No te creas que mi base era más sólida que tus cuatro frases en francés. – se justificó Helena, riéndose de la situación. Yuki encontró el pote de perejil que andaba buscando y lo depositó en el carrito. Ambas se dirigieron hacia la salida. Parecía que había parado de llover. Las nubes se disipaban lentamente, dejando entrever los primeros rayos de sol, augurando una tarde soleada.

dimecres, 27 d’octubre de 2010

Érase una vez, París

Helena colgó el móvil y siguió esperando en el andén de la condensada estación de Antony. Una voz masculina anunciaba por megafonia la inminente llegada del RER B, destacando cada una de las paradas hasta el centro de la ciudad. – Ya estoy aquí. He vuelto, París. Me echabas de menos? – se preguntaba Helena, observando a su alrededor. El RER hizo su majestuosa entrada mientras los pasajeros se apresuraban por encontrar un asiento. Helena se sentó junto a la ventana y encendió su Ipod. Empezó a sonar Alegría del Cirque du Soleil y el tren reanudó su camino. Mirando a través de la ventana empañada por las gotas que caían del característico cielo gris de la capital francesa, Helena retomó el móvil y escribió Ya estoy aquí. Nos vemos el jueves. El tren efectuó una parada en Chatelet les Halles mientras decenas de pasajeros se amontonaban cerca de la salida. Cuando se abrieron las puertas, otros tantos empujaron para entrar, dificultando la salida de Helena que, arrastrando su maleta, se dirigía hacia el transbordo con la línea 14. Conocía aquella ruta como la palma de su mano. Aunque ya habían pasado 2 años, recordaba perfectamente el camino hacia la estación. Entusiasmada, subió al moderno vagón y pacientemente, aguardó sentada hasta la última estación. Cuando llegó al final de la línea, la megafonia invitaba a descender a los pasajeros. Todos se apelotonaban para descender los primeros, mientras que Helena sonreía y suspiraba, diciéndose – Qué prisa tienen los parisinos! - Reanudando la marcha, camino de la estación central de ferrocarriles de Saint Lazare, millones de recuerdos inundaban su cabeza. Su estación de metro, su Cour de Rome, su barrio, su calle, su Boulangerie, su casa… volvía a París. El escenario no había cambiado nada desde entonces, pero ella ya no era la misma que dos años antes despedía aquellas calles repletas de transeúntes andando apresuradamente. Helena cruzó la calle corriendo hacia la estación de Saint Lazare, refugiándose de la lluvia. Había olvidado adrede su paraguas en Barcelona, anhelando que la ciudad le regalase soleadas jornadas de verano. No obstante, el cielo parisino se resignaba a satisfacer sus deseos, la víspera de su cumpleaños. El tren hacia Asnières-sur-Seine efectuaba su salida inminente por el andén número 5...

diumenge, 24 d’octubre de 2010

2 palillos, Barcelona's Finest & Asiatic Restaurant

Per a tots aquells que em pregunteu per un bon restaurant asiàtic al centre de Barcelona, on es mengi bé, els plats siguin originals i et transportin al Japó, la Xina, el Vietnam i el Sud est asiàtic, el Restaurant 2 palillos del Carrer Elisabets 9, us farà plorar de felicitat el paladar. Bé, potser també la butxaca per aquells que s'aventurin a demanar sense preguntar el preu del menú degustació de 25 plats que ahir vaig tenir la oportunitat de degustar. El vi blanc que vam demanar i l'Umeshu que ens van oferir de postre no podia estar millor. Quan tornavem cap a casa ens arrossegàvem pel carrer, contents i amb la panxa plena. Aquest matí, ni una gota de ressaca però això sí... gens de ganes d'esmorzar! Qui podria menja-se unes torrades quan has tastat el gust del paradís? Que aprofiti, comensals!

dimarts, 19 d’octubre de 2010

まだパリの旅行

今月の始めもパリに旅行をしました。今回は友達と長い旅行をしていたので先旅行より、楽しかった。まずは、一緒にイギリスのロンドンに行って、友達の家に泊まりました。ロンドンに6日間でいた後、電車でパリに行きました。パリにも6日間でいて、友達の家に泊まりました。今回は友達の家はモンマーテルに位置したのでとっても便利だった。毎日の朝は一緒にモンマーテルのテラスで朝ご飯を食べて、その地区で散歩して回りました。私はフランス料理は大好きですが、私の意見で一番おいしい食べ物は必ず、ケーキとパンです。ちなみに、モンマーテルのパン屋さんはパリのパン屋さんの中で一番美味しいですよ。旅行の間では少し観光をしたり、友達と遊んだり、パーティーをしたり、とっても楽しかった旅行でした。もちろん、もう一回パリに行きたいですが今年は多分、来ないと思います。今週から私立学校で通うっていて、日本語能力試験の受けるように、毎日勉強しています。日本からバルセロナに帰ってずっと、良く楽しんで遊びましたけどこれから、ぜひ、べんきょうしなきゃいけない!

dilluns, 18 d’octubre de 2010

アンドラの旅行

先週末は友達と海外に行きました。今回はあまり遠くないに行ったり、アンドラに旅行をしました。金曜日の夜は日本語のレッスンの後でバルセロナを出て、バスに乗って、カタルーニャの北の方に行きました。途中で友達の家で泊まりました。土曜日の朝、私達は3人、他の友達に向かいに行って、4人で一緒、アンドラに運転しました。土曜日の午後で昼ご飯を食べて散歩しました。そして、アンドラの首都に行ったり、色々なスポッツの服を買ったり、テレビでバルでバルセロナとバレンシアに対しての試合を見ました。試合を見ている間、最後の友達も来て、5人一緒、晩ご飯を食べに行きました。晩ご飯の後でブダバルに行って踊りました。そのバルは凄く混雑していたので2時間以下の間、飲み物を飲んだり、ちょっと踊ったり、とても楽しみました。ついに、家に帰って、泊まりました。日曜日の朝はまだ買い物をしたり、散歩しました。午後の3時ぐらいにアンドラの国境を渡ったり車でピレネーの風景を見せたり、愉快な時間を楽しみました。ピレネーの天気は寒かったけど太陽は強いので良かった。先週末の旅行はあまり長くなかったけれど、とても楽しかったです。必ず、来月も友達と一緒、もう一回アンドラに行く予定です。

dijous, 14 d’octubre de 2010

ロンドン

今月の始めにイギリスのロンドンに行って旅行をしました。私の友達はバルセロナから一緒に旅行をして、ロンドンで他の友達の家で泊まりました。私のロンドンに住んでいて友達は日本会社で働いてひんぱんに忙しいですが週末になると少し暇な時間があるので一緒にロンドンで散歩したり、のんびりをしたり、買い物を買ったりしました。私はロンドンに行くことが沢山あるので観光をすることがあまりしませんでした。今回はゆっくり散歩したり、色々な友達を会えたり、ミュージカル映画を見に行きました。ロンドン出身はパリ出身より、優しい人たちでした。ロンドンの生活はパリより、ちょっと高いですけど強くちがさはあまりないだと思います。ロンドンの地下鉄はパリより、凄く高いですがパリのテラスはロンドンより、小さくて高すぎる。ロンドンのカフェラッテは大きくて美味しいですけどパリのカフェラッテはホントに高すぎる。ところで、ロンドンの天気はいつも良くないので今回は毎日雨が降りました。私達は雨がいやだから私達の気持ちがちょっと下がったので残念でした。しかし、ロンドンは便利で大きい街なので雨が降ると美術館に行くのが可能性があります。